Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

Diseccionamos la nueva gama de iPhone presentada por Apple

Por: | Audiovisual Portada

Las presentaciones de la marca de la manzana, o Keynotes como ellos las llaman, se han convertido con los años en una especie de final deportiva. Habría que medir cuántas personas hay pendientes de la final de la Champions y cuántas lo están de los últimos lanzamientos de los de Cupertino. Apple levanta ya tanto revuelo con sus nuevos productos que hasta en los medios de comunicación generalistas se le hace una cobertura en directo. Ahora lanzan sus nuevos smartphones, con más verborrea y cuento que innovación.

Ayer mismo publicábamos en Signo Editores Numen la historia de Luisa Dörr, una fotógrafa brasileña que con 28 años ha realizado un proyecto de un año entero para la revista TIME, resultando en 12 portadas y 46 retratos editoriales; y lo ha hecho todo con un iPhone. Está claro, las cámaras de los teléfonos móviles han avanzado muchísimo en los últimos años, incluso se han creado festivales y premios internacionales reservados exclusivamente para las fotografías tomadas con dispositivos de Apple. Tienen hasta su propio nombre, que es la mejor campaña de marketing que los de la manzana podrían haber soñado: iPhonography. Ahora la compañía acaba de lanzar su nueva generación de smartphones.

Los nuevos teléfonos, denominados iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X; supondrán la nueva hornada de la marca, que lejos de ser un reemplazo, convivirán con los modelos iPhone 6 y iPhone 7 en todas sus variantes. Y los precios, como siempre, por las nubes. Pero dada la noticia, hablemos de fotografía, que es lo que nos interesa aquí.

Voy a decirlo para que no quepa la menor duda, la cámara del iPhone es espectacular, como también lo son las cámaras del resto de fabricantes en sus gamas media y alta. Pero parece ser que la del iPhone tiene algo especial. Sus colores son vibrantes y a la vez naturales, no hay una sobresaturación exagerada. Tener dos lentes, una estándar y otra para retrato es, desde el punto de vista de un reportero, la mejor combinación que se puede ofrecer.

Sin embargo, a nivel personal, lo que más gusta de fotografiar con un iPhone es su simplicidad. Resulta liberador poder tomar una buena fotografía o un bello retrato sin tener que andar trasteando con los parámetros de exposición de la cámara. Lo sé, el resultado no será nunca el mismo, ni por asomo, pero dadme un respiro. Los fotógrafos nos pasamos el 90% de nuestro tiempo siendo profesionales, pero también nos gusta, de vez en cuando, simplemente apretar un botón.

Last modified: 25 septiembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies