Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

La chispa que prende las historias: literatura y fotografía

¿Es suficiente la fotografía para contar una historia? La pregunta sobre si una historia contada únicamente a través de una secuencia de imágenes estáticas y mudas sería una historia completa viene de largo. Debería serlo al menos. Y sin embargo seguimos debatiéndolo como el primer día, porque la fotografía es un arte en constante evolución, cambiante con los distintos periodos históricos. Puede ser que el debate esté más vivo que nunca.

Suele decir José Manuel Navia, fotógrafo documental, que “la fotografía no sirve para contar historias complejas, en ese sentido es un medio muy pobre”; pero también destaca el carácter auxiliar de la misma cuando se junta con la palabra escrita, ya sea literatura o un texto divulgativo, llegando a afirmar que es el paso previo, “la chispa que prende las historias”.

Tradicionalmente, en la industria de la información, que es en la mayoría de las ocasiones donde se mueven los fotógrafos documentales, la fotografía se ha tratado como un subordinado del texto. Esto por supuesto tiene sus excepciones, como las revistas gráficas, en las que la imagen cobraba un mayor protagonismo para deleite del fotógrafo y del lector. Pero en los medios de carácter más generalista, la foto se ha usado casi siempre para cuadrar el diseño de página o para apoyar un texto.

José Manuel Navia

Concuerdo con Navia cuando habla de las capacidades de la fotografía para contar historias, al fin y al cabo, las fotografías hay que explicarlas, hay que contextualizarlas, de lo contrario su significado se acaba diluyendo con el paso del tiempo. Sin embargo, no creo que la fotografía sea un medio pobre, sino que prefiero usar el término “limitado”.

Efectivamente, en muchas ocasiones, me he encontrado con la necesidad de incluir algo más que una fotografía. Tal vez sea la influencia del cine en mi generación, que me anima a introducir conceptos como paisajes sonoros o voces en off, pero nunca me quedo contento sólo con una foto. Ya sea con pies de foto o con un texto introductorio, la fotografía es, en palabras de Navia, “el paso previo a la literatura”.

En la actualidad, la fotografía se ha fusionado con un mayor número de lenguajes artísticos; formatos como el multimedia, que añade texto y sonido a la mezcla para crear una atmósfera más envolvente. Los proyectos multiplataforma son cada vez una realidad más extendida, integrando soportes online con soportes físicos, como los libros. Puede que una fotografía no sea suficiente, pero supone una base fantástica para construir una narrativa más compleja. Nada mal para una pequeña chispa.

Last modified: 27 noviembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies