Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

Lucy Renee Mathilde, estereotipos

Lucy Renee Mathilde: Una vida marcada por los estigmas

Por: | De autor

En el artículo de la semana pasada titulado La fotografía como terapia os hablé de la época en la que trabajé con personas diagnosticadas con una enfermedad mental. Una persona, con la que trabajé durante algún tiempo en esa época, me ha sugerido lo bueno que sería visibilizar, o dar mayor protagonismo a la estigmatización que las personas con enfermedad mental sufren en los medios de comunicación, en la sociedad e incluso en la familia.

Pero creo que limitar esa estigmatización al colectivo mencionado es injusto, últimamente estamos asistiendo, como testigos pasivos que miran la tele con la boca abierta, a decenas de casos de bulling, de acoso a personas transexuales, a personas obesas o a inmigrantes, enfermos y personas sin hogar. Como el abanico es muy grande sería complicado escribir sobre muchos autores que trabajan diferentes temas, así que rizando el rizo he decidido presentaros a Lucy Renee Mathilde Schwob que, como veréis, puede ser una abanderada de los colectivos estigmatizados.

Por desgracia históricamente la mujer ha pertenecido a un grupo sometido a eso que hoy llamamos heteropatriarcado. Lucy Renee Mathilde Schwob decidió utilizar un pseudónimo, Claude Cahun, porque ella no se consideraba ni mujer ni hombre, sino una persona con dos géneros o, como ella misma decía, “de género binario”. Desde que era pequeña ha pertenecido a grupos sociales señalados, su madre ingresaba periódicamente en sanatorios mentales y ella la acompañaba.

Sus primeros pasos los dio como redactora en una revista, era la década de 1920 y Claude Cahun no ocultaba su tendencia sexual en aquel momento, se había ido a vivir a País con una ilustradora que, además, era su hermanastra, pero esta historia es un poco enrevesada, propia de una película: Cuando Claude conoció a Suzane Malherbe aún no eran familia, esto sucedió poco después cuando los padres de ambas se conocieron gracias a ellas y contrajeron matrimonio.

Seguramente, a estas alturas, ya nos podemos hacer una idea de la cantidad de dedos que señalaban a la escritora y a su incestuosa relación, pero la cosa no queda aquí. A finales de la década de 1920 inicia su carrera como fotógrafa, publica un ensayo autobiográfico que dio mucho que hablar “Aveux non avenus” (que viene a significar algo así como Confesiones mal avenidas) estaba ilustrado con fotomontajes hechos por ella. Durante unos años se vuelca en el surrealismo y su obra tiene gran aceptación en París y Londres.

Mujer nada convencional, fotógrafa, artista, bisexual y feminista, a esto se suma que, a principios de la Segunda Guerra Mundial se une a la resistencia anti nazi, por lo que fue detenida años después. Era judía y fue llevada a un campo de exterminio a la espera de ser ejecutada en cumplimiento de la sentencia por haberse levantado contra el gobierno ario. Alguna de las imágenes que os mostramos son de las que tomó en aquella época.

Como feliz anécdota, fue liberada por las tropas aliadas y, pese al deterioro físico y psicológico que arrastró como secuela de su vivencia en el campo de exterminio, vivió hasta 1954.

Last modified: 26 Mayo, 2017

Tengo algo que decir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies