Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

“Loving Vincent”, el primer film al óleo

Nacida del amor de uno de sus directores por la obra del artista neerlandés, esta producción británico-polaca se sumerge en el misterio de la muerte de Vincent Willem van Gogh. ¿Qué pudo llevar al pintor al suicidio? Esa es la propuesta de sus directores Dorota Kobiela y Hugh Welchman.

Nos creímos que la frontera de la animación estaba en conseguir el realismo más absoluto a través de un diseño 3D hecho en un ordenador. Una vez más demostramos estar muy equivocados. De la mente de la pintora y cineasta Dorotea Kobiela nació la idea de realizar una película sobre el pintor neerlandés y su obra. Lo que comenzó como una idea pequeña, se transformó, a través de crowdfunding, en una producción internacional a gran escala, una aventura que ha durado más de seis años.

Pero, ¿qué tiene esto de nuevo? Ya se habían hecho películas y documentales acerca de Van Gogh. ¿Qué tiene esto de original? La respuesta es sencilla: El film está compuesto por una sucesión de casi 67 mil fotogramas, y cada uno de esos fotogramas es una pintura al óleo. El proceso se dividió en tres fases, grabando por un lado la acción utilizando actores reales; añadiendo con animación digital los elementos del entorno; y, por último, proyectando el film fotograma a fotograma sobre un lienzo para que los más de 80 artistas contratados pintaran sobre él.

“Contactamos con unos 80 artistas de todo el mundo. No todos eran pintores profesionales, pero todos ellos cultivaban de una manera o de otra el arte de la pintura al óleo. —afirma el codirector de la cinta Hugh Welchman, en un video de la productora que muestra el proceso creativo de la película— Debíamos lograr que fueran lo más fieles posible a la técnica original de Vincent

Para realizar con éxito Loving Vincent, se reinterpretaron 94 de sus obras, lo cual no parece fácil, teniendo en cuenta la labor que requiere traducir la obra del pintor a un lenguaje cinematográfico. Van Gogh plasmó su obra en lienzos de muy diferentes tamaños, pero en el cine se dispone de un único formato.

“En algunos casos era necesario recortar y readaptar la obra para llevarla a un formato cinematográfico, —explica Welchman— mientras que en otros casos había que imaginar nuevos elementos, que no aparecían en la pintura original, para poder llenar el encuadre”.

Desde el principio, ambos directores tuvieron claro que los últimos meses de la vida de Van Gogh debían tener un papel en el largometraje. Cómo mostrarlo sin romper la armonía de la historia se convirtió en todo un desafío. Basándose en fotografías de la época, y como trazos de pincel repartidos a lo largo del film, la vida del pintor se muestra en blanco y negro, con una técnica pictórica mucho más realista, a través de pequeños flashbacks que nos muestran sus últimos momentos.

Loving Vincent ya ha comenzado su tour por los principales festivales de cine de animación del mundo, cosechando premios y halagos por parte de la crítica. Aunque no existe aún fecha específica para su estreno, este debería llegar antes de finalizar el año.

Last modified: 7 septiembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies