Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

¿Qué pasó con el niño de la foto de Kevin Carter?

¿Qué pasó con el niño de la foto de Kevin Carter?

Por: | De autor

El otro día escuche a un viejo fotógrafo decir “¿Qué sería de la historia actual sin la fotografía?” no me apetecía abrir un debate con los guardianes de la sacrosanta fotografía nacional, pero me apetecía responder: “Pues lo que ha sido la historia antigua sin fotografía”, pero eso sería abrir un debate que, seguramente, no nos llevará a ningún sitio, pero si lo pensamos la historia nunca necesitó de la fotografía hasta hace poco más de cien años, desde entonces da la sensación de que “si hay foto es algo indiscutible” y, por ende, si no la hay “es posible que no exista”.

Hace tiempo os hablamos de esta polémica foto de Kevin Carter que le supuso un Pulitzer, esa imagen nos demuestra que, en fotografía, como en cualquier otro medio de expresión, el mensaje puede reinterpretarse tantas veces que al final poco o nada tenga que ver con la realidad, con la historia.

La foto que hoy nos ocupa aún genera un amplio debate en el que se cuestiona si los fotógrafos deben o no ayudar en situaciones como la de la imagen o si simplemente son un canal comunicativo por el que enviar un mensaje. Si nos fijamos en la foto vemos que el pequeño lleva una pulsera en el brazo, se trata de un brazalete de un campo de comida de la ONU, una investigación posterior descubrió que tenía la inscripción “T3”. En aquella época la estación de comida la atendían unos médicos franceses de la ONG Médicos del Mundo.

Kong-Nyong-2

Florence Mourin era el coordinador de la estación en aquella época y explica que ese código “T3” que figuraba en a pulsera significaba que el niño tenía malnutrición severa (marcado por la T) y que fue el tercero en llegar al centro (el 3), que se recuperó y sobrevivió a la hambruna. Su nombre es Kong Nyong.

La historia con fotos, a veces tampoco explica de manera clara lo que ha ocurrido y es necesario recurrir a la investigación, como han hecho los historiadores para explicar aquellas etapas de la historia en las que no había fotos. Pero todo es interpretable y a veces, juzgar sin tener todos los datos puede dar lugar a una situación alejada a la que se pretendía. Quienes criticaron duramente a Carter por no ayudar al niño no sabían que ese niño ya estaba siendo ayudado por quienes sabían hacerlo y no supieron valorar la metáfora de una fabulosa instantánea que resumía la compleja situación que se vivía en aquel momento en Sudán.

Last modified: 20 julio, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies