Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

¿Por qué es bueno que Nikon lance una mirrorless full-frame?

Por: | Actualidad, Fotografía, Portada

Si hay algo que ha quedado patente durante los últimos años es que, mientras que otras grandes casas como Fujifilm, Olympus o Sony han apostado fuerte por la tecnología de sus cámaras sin espejo; los dos grandes titanes de la industria fotográfica, Nikon y Canon, han optado por perpetuar una tecnología que ya da pocas sorpresas. Sin embargo parece que, poco a poco, estas dos marcas van metiendo la cabeza en el mundillo de la tecnología mirrorless.

El gigante japonés Nikon ha confirmado recientemente en una entrevista publicada por Xitec que su nueva cámara sin espejo tendrá un sensor full frame; y que, aunque la máquina no tendría necesariamente un estilo retro —recordamos aquella Nikon DF que, aun siendo bonita y potente, era un auténtico armatoste— el diseño estará basado en sus antiguos modelos de película. Sin duda una buena noticia, que llega con la incertidumbre sobre si este nuevo modelo lleva años preparándose o si se trata de un golpe de efecto de la compañía nipona para elevar un poco su valor después de los últimos doce meses de descalabros bursátiles.

Habrá alguno que si no ha cambiado ya de página estará a punto de hacerlo. Estará pensando: “Uff, otro artículo sobre la supuesta superioridad de las cámaras sin espejo escrito por otro fanático”. Bueno, nada más lejos de la realidad. Es cierto, trabajo con una cámara sin espejo, y lo vengo haciendo cada día desde hace tres años. No creo que haga falta volver a incidir en la eterna discusión de si una sin espejo enfoca igual de rápido que una réflex, si es mejor un visor electrónico o uno óptico, y un largo e interminable etcétera. Personalmente creo que la mejor cámara es la que se convierte en una prolongación de tu cuerpo, una herramienta a tu servicio.

Que Nikon decida que es el momento de apostar fuerte por la tecnología sin espejo nos beneficia a todos. A los usuarios actuales de Nikon porque, entre otras cosas, la marca probablemente apañará algún arreglo en la montura de su nueva cámara para usar toda la gama previa de lentes que muchos usuarios han ido adquiriendo durante sus vidas. Por otro lado, abre la puerta a la sana competencia con Sony, que hasta ahora era dueña y señora de la oferta full frame en cámaras sin espejo. Y por último, es bueno para usuarios de cámaras con sensores más pequeños —como un servidor— que no terminaban de encontrar en Sony una solución satisfactoria a sus necesidades profesionales. Toca esperar a ver si Nikon cumplirá las expectativas que muchos tienen sobre este nuevo lanzamiento.

Last modified: 20 septiembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies