Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

Cinco consejos para fotografiar en la nieve

¡Menuda está cayendo! Y como es natural, no hay mejor manera de acompañar los muñecos de nieve o las batallas de bolas de nieve que con unas buenas fotografías. Si ya estás muy mayor para estas cosas, tal vez prefieras la tranquilidad y sutil precisión que requiere fotografiar paisajes nevados —que no es poca—, o tal vez quieras aprovechar el aspecto que ofrecen las calles de tu ciudad después de una nevada para hacer un poco de street photography. A continuación te ofrecemos cinco consejos a tener en cuenta para usar la cámara un día nevado.

Protege la cámara de los cambios bruscos de temperatura

No es tanto mantener el equipo caliente como vigilar que se atempera. Lo sé, tu cámara no es una botella de vino, así que permíteme explicarme. Cuando la cámara pasa de un lugar muy cálido a uno muy frío —o viceversa— se dispara el riesgo de aparición de humedad dentro del cuerpo y de la lente. Esto, evidentemente, no es bueno para la cámara, especialmente en la era digital, donde casi todo funciona con componentes electrónicos.

Por descontado, que ni se te ocurra meter la cámara dentro de tu abrigo para “mantenerla calentita” entre disparo y disparo. Tu cuerpo es una maquina de producción de condensación, sudor y vapor en un día nevado; meter la cámara entre el abrigo y tu cuerpo es lo peor que podrías hacer.

Mantén las baterías de repuesto a salvo del frío

Alguien habrá pensado que si no mantenemos nuestro equipo caliente, las baterías se agotarán rápidamente. Bueno, las baterías de repuesto, al no estar dentro de la cámara, pueden conservarse en la mochila o en la bolsa que lleves. No te las metas en el bolsillo de los pantalones —recuerda la condensación.

De todos modos, ya que hablamos de baterías, hay que ser razonables. Alguna vez me ha tocado fotografiar en una zona de costa con temperaturas bajo cero y nunca me he quedado sin batería, y eso que utilizo una cámara sin espejo. Si llevas una réflex, probablemente una batería tuya dura dos o tres veces lo que dura una mía. Lleva una batería de repuesto en la mochila y ya está, no le des más vueltas.

Si el equipo está sellado, mejor que mejor

Es evidente, vas a un sitio donde hay mucha humedad y donde te puede caer nieve por todos lados —eso si no se pone a nevar in situ—, de modo que llevar un cuerpo y una lente sellados te va a dar mucha más tranquilidad.

Sobreexpón un tercio de paso y un paso completo

Todos nos sabemos la teoría de que, cuando se trabaja en digital, hay que exponer para las luces. En el caso de una escena nevada, rompe la regla y atrévete a medir para las sombras. Esto se debe a que la nieve está reflejando mucha más luz de la que hay habitualmente y eso confunde al fotómetro de la cámara, que normalmente va a subexponer la nieve. Sin embargo tu quieres que la nieve sea blanca, muy blanca; no azul o grisácea, de manera que sobreexpón un poco la imagen para conseguir ese blanco puro.

Dispara en RAW y controla la temperatura del color

Yo siempre prefiero ajustar la temperatura del color a mano, sobre todo en paisajes y escenas en las que tengo más tiempo para hacer la foto. Disparar en RAW —que es algo que deberías estar haciendo desde que compraste la cámara— te va a facilitar hacer pequeños ajustes en postproducción; o, si eres de los que prefieren poner el balance de blancos en automático y olvidarte del tema, trabajar toda la temperatura directamente en el ordenador.

Tendrás que compensar el tono azulado que suele tener la nieve en las fotos —la cámara tampoco maneja bien el balance de blancos en paisajes nevados— deslizando el ajuste de temperatura hacia el amarillo. Un bueno truco para obtener un balance de blancos medianamente decente en la nieve de manera muy rápida es ponerlo en modo flash, que está pensado para contrarrestar la dominante azul de ese tipo de iluminación.

Last modified: 16 enero, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies