Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

Cinco lecciones del Madrid PhotoFest 2018

Al igual que con unas elecciones, después de cada festival de fotografía llega la resaca. No, no la resaca de haberte pasado con la cerveza, sino la resaca informativa. Toda la información que has recibido durante cuatro días seguidos tiene que asentarse, hay que dar una oportunidad al cerebro para procesar los estímulos de la manera adecuada. Es por esto que, habiendo reposado estos cuatro intensos días de conferencias y talleres, me gustaría ofreceros los que considero, desde el punto de vista del fotógrafo documental, las cinco lecciones más importantes que este Madrid PhotoFest 2018 ha dejado.

Hace falta oficio, los grandes también tuvieron que empezar

Creo que esta fue una gran lección que se repitió varias veces el segundo día del festival. Tanto Manu Brabo —premio Pulitzer de Fotografía— como Sandra Balsells —premio World Press Photo— hicieron hincapié en que cuando se empieza toca trabajar de lo que sea, especialmente ahora con la situación que viven los profesionales de la comunicación. “Uno no nace siendo la hostia, hay que tragar mucho”, así lo expresaba Manu Brabo durante su conferencia mientras enseñaba sus primeros trabajos de fotografía: Motociclismo, ruedas de prensa, alfombra roja, mítines políticos… Sandra Balsells vino a decir algo parecido, admitiendo que cuando vivía en Londres trabajaba en un restaurante para poder vivir.

¿Cualquier tiempo pasado fue mejor? Puede, pero hay que adaptarse

Vídeo, un formato tremendamente útil y versátil que, poco a poco, se ha ido incorporando al flujo de trabajo de los fotógrafos, especialmente de los fotógrafos documentales. El soporte multimedia se ha ido haciendo popular conforme avanzaba la tecnología de las comunicaciones. Ahora, siendo el papel algo casi anecdótico —muy a pesar de la mayoría de compañeros y compañeras— los medios online y la web demandan más trabajos audiovisuales que hagan la información más atractiva a la audiencia. Se hace necesaria la creación de un nuevo modelo —otro más— de fusionar las nuevas tecnologías con la información periodística y divulgativa. No será tarea fácil, pues parece que la tecnología avanza tan rápido que, cuando creemos que nos hemos adaptado, esta vuelve a cambiar.

Más de la mitad del trabajo se hace sin cámara

Esta es la parte más complicada, la que no se ve y muchas veces no se valora, ni por los medios ni, en ocasiones, por el propio fotógrafo. Me refiero sin duda alguna al trabajo que precede y sucede y a la toma de la fotografía: Todo el proceso de preproducción de una historia, lo que incluye documentación, organización de los recursos, logística, transportes, búsqueda de financiación; y la parte de postproducción, que no termina con la edición de las imágenes, como muchos piensan, sino que después toca buscar compradores potenciales de ese trabajo, moverlo en redes, en festivales. Todo esto conforme la mayor parte del trabajo que tiene que hacer el fotógrafo documental hoy en día.

Preparación, preparación, preparación

Si bien esto tiene que ver con el punto anterior, quería dedicarle un punto propio a la preparación de la que habló Albert Watson en su conferencia. El retrato es una herramienta básica de todo fotógrafo hoy en día, en especial de aquellos que quieren ganarse la vida con esta profesión, pues la mayoría de los encargos que se reciben por parte de los medios de comunicación en estos días son de retrato. En este sentido Albert Watson es toda una eminencia. Su concepto de preparación va más allá de estudiar a su sujeto y tener preparadas las luces cuando llega. También incluye informarse de cuales son los gustos de el personaje que se va a retratar, de manera que la sesión sea lo más cómoda para este, y por extensión para el fotógrafo.

Pensar a largo plazo

Antes los fotógrafos podían permitirse tener la cabeza en el futuro inmediato, pues vivían en la época de los encargos, un concepto en vías de extinción. Durante los cuatro días de Madrid PhotoFest 2018, todos los ponentes remarcaron la importancia de tener proyectos personales para desarrollar a largo plazo, pues son esos los que hoy tienen más futuro y los que más beneficios pueden aportar —potencialmente. Estos proyectos de largo recorrido serán los que ayuden al fotógrafo documental a diferenciarse del resto de compañeros y compañeras de profesión.

Last modified: 15 marzo, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies