Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

Cinco proyectos “DIY” fotográficos extravagantes

En pleno año 2018, ya tenemos asumido que Internet lo ha cambiado todo, empezando por el acceso instantáneo y global a todo tipo de información en general, y a tutoriales en particular. El impacto que han tenido los tutoriales es algo que aún está por cuantificar, pero es evidente. ¿Comprar una mesa de café? Una completa pérdida de tiempo cuando podemos hacerla con nuestras propias manos. Vivimos en la era del “DIY” —o “Do It Yourself”—, no queremos adquirir productos terminados, queremos formar parte del proceso de creación de algo nuevo, queremos ponernos manos a la obra. En el artículo de hoy os traemos cinco proyecto DIY relacionados con el mundo de la fotografía.

GIFs en formato Polaroid

El primero de la lista es probablemente el invento más loco de los aquí reunidos. El genio detrás de esta extravagancia tan sumamente divertida es el diseñador Abhishek Singh, que se las apañó para crear una cámara de estilo Polaroid que graba un GIF y la “imprime” de manera instantánea en un pequeño cartucho. La cámara, denominada “Instagif NextStep”, está inspirada en la Polaroid OneStep, pero se ha construido desde cero. La mayor parte de las piezas se imprimieron en 3D, mientras que toda la circuitería y componentes electrónicos fueron añadidos a posteriori, cuidando hasta el más mínimo detalle, incluyendo el código de programación para que el GIF aparezca en la pantalla del cartucho progresivamente, como si fuera una Polaroid de verdad. La cámara captura un GIF de 3 segundos que luego transmite a la pantalla del cartucho vía Wi-Fi.

Medio formato en aluminio

El fotógrafo Lucus Landers, natural del Estado de Louisiana, es un viejo conocido en esto de fabricar cámaras de fotos de manera artesanal. Tras un modelo de fuelle para fotografía instantánea, su última invención ha sido una cámara hecha de aluminio y que utiliza carretes de 120 milímetros. Salvo por la lente y el disparador, todo se ha fabricado desde cero, con precisión milimétrica, utilizando aluminio fundido vertido en moldes, o directamente soldando las piezas entre sí. Sin duda se trata de todo un alarde de habilidad técnica, aunque puede que la cámara llame en exceso la atención.

Un monstruo de Frankenstein con lentes gemelas

“¡Abominación!”, le gritaban una y otra vez al pobre monstruo creado por Mary Shelley. Aunque en este caso resulta difícil decidirse entre clamar al cielo o quitarse el sombrero, el ejercicio de maña que se ha hecho para dar a luz a esta cámara es, evidentemente, reseñable. Una Yashica Mat, la famosa copia japonesa de la Rolleiflex —pensada para quienes no podían permitirse una de verdad—, ha sido la cámara elegida para portar la modificación definitiva: Colocar una pequeña “point and shoot” de Canon en el cuerpo de la Yashica. Para ello, hizo falta desmontar toda la cámara y cortar la parte frontal dedicada a la lente del visor. Para “coser” las partes de la bestia, como el querido doctor, se optado por el pegamento. Quizás el acabo es burdo, pero vaya si no acapara miradas.

Fotografía instantánea con LEGO

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con este cuarto proyecto de la lista el nivel de extravagancia alcanza límites hasta ahora impensables. Las partes utilizadas fueron una vieja cámara de fuelle —una Zeiss-Ikon Trona de más de 90 años de edad— y un respaldo, construido con pequeñas piezas de LEGO, que almacena un su interior un motor de procesamiento de película instantánea. En este caso el formato aceptado es el Fujifilm Instax Mini, de cartuchos de diez.

El último grito en cámaras espía: La “Patata-Cámara”

De acuerdo, con esto se nos ha ido un poco la cabeza. Se trata de el no va más en espionaje rural, si quieres vigilar al vecino, sin que este se entere, mientras trabaja en su huerto, esta es la cámara ideal. Si la idea parece una locura, la historia detrás de ella es incluso más dantesca. El creador de este “ingenio” fotográfico es el fotógrafo australiano Colin Lowe, un aficionado a quien un familiar le apostó que no podría hacer una foto utilizando una patata. Con un espíritu más vasco que australiano, Lowe fabricó su cámara con una patata —evidentemente—, una lata de tomate, un imán, un par de carretes de 35mm, cinta adhesiva y gomas elásticas. El resultado es lo que uno podría esperar de semejante invento.

Last modified: 3 mayo, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies