Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

El éxito de los cines de pueblo en la era de los contenidos bajo demanda

Por: | Audiovisual Portada

Al hablar de los cines de pueblo la nostalgia nos pellizca el estómago. Porque, por lo general, siempre se piensa en ellos en pasado. Aquella sala única en la que se agolpaban los habitantes del municipio para ver el último estreno, que se proyectaba una o dos veces al día a lo sumo, y cuya existencia se vio condenada por la llegada de la piratería primero y la crisis económica después.

Sin embargo, en las grandes tragedias siempre hay quien ve una oportunidad para rehacerse y salir adelante. Es el caso de Joaquín Fuentes, un empresario salmantino que ha abierto 16 cines en pequeños pueblos de España en los últimos años haciéndolos rentables y viables en plena eclosión de las plataformas de contenidos bajo demanda. De hecho, su empresa, Proyecfilm, facturó en el último ejercicio más de un millón de euros, según recoge el portal Salamanca24horas.com.

Fuentes comenzó a gestionar su primer cine en 1993 en Peñaranda, en la provincia de Salamanca, y poco a poco fue creciendo y se hizo con más salas. Sin embargo, la llegada de la piratería hundió sus ventas y se tuvo que replegar de nuevo a su negocio original en el pequeño pueblo salmantino.

El empresario relata que por aquel entonces los estrenos llegaban a los pueblos con varias semanas de retraso con respecto a su proyección en las grandes ciudades, por lo que las copias piratas circulaban por los municipios antes de que hubiesen llegado a sus cines.

La digitalización de la distribución fue lo que salvó su negocio y le permitió desarrollar el modelo de éxito que gestiona hoy día. Antes las películas tardaban en llegar porque había que transportar los rollos desde las distribuidoras, pero ahora una conexión a internet permite descargarlas en un disco duro y tenerlas disponibles el mismo día del estreno.

Gracias a estas circunstancias, su negocio volvió a salir a flote y comenzó a desarrollar la estrategia que le ha llevado al éxito. Fuentes explica que lo principal es tener claro que no se puede montar un cine en un pueblo de menos de 5.000 habitantes y que, además, debe estar alejado de grandes ciudades y centros comerciales. Cuando localiza un municipio con estas características, trata de llegar a un acuerdo de explotación con el ayuntamiento para compartir gastos y beneficios.

Según señala, los pueblos en los que pone su mira ya habían tenido cines que fueron cerrados por falta de viabilidad. Esto hace que, además de contar con unas instalaciones adecuadas con necesidad de inversión mínima en algunos casos, los habitantes acojan de muy buen grado poder volver a tener su sala en funcionamiento. Y si los habitantes se entusiasman, el gobierno local suele interesarse por el proyecto porque gana popularidad.

Gracias a esta fórmula, en la actualidad tiene abiertas 18 salas en 16 cines de diferentes municipios rurales de toda España.

Last modified: 8 mayo, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies