Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

El primer museo completamente digital está en Japón

Por: | Arte & Diseño Portada, Portada

La digitalización cada vez abarca más aspectos de nuestro día a día, y el arte no es una excepción. Son muchos los museos y las salas que han incorporado a sus instalaciones recursos dotados de las últimas tecnologías para hacer la experiencia de sus visitantes mucho más inmersiva, interactiva y completa. Sin embargo, estas herramientas se han concebido hasta el momento como un mero complemento de las grandes obras principales, y no como las protagonistas artísticas per se. Un aspecto que ha cambiado radicalmente con la apertura del Mori Building Digital Art Museum de Tokio, el primer museo completamente digital del mundo.

Las cinco exposiciones que acoge esta particular institución recrean mundos de fantasía en un entorno completamente envolvente, en el que el visitante puede interactuar con más de 50 obras de arte, desarrollar sus propias creaciones y hasta disfrutar de un té en una de las salas de exposiciones. En el Mori Building Digital Art Museum el arte aparece y desaparece, envuelve a los usuarios y reacciona a sus comportamientos. Así, por ejemplo, una de las muestras digitales está formada por peces de colores que, al tocarlos, se convierten en flores. Aquí los carteles de ‘No tocar’ no existen.

 

Para conseguir estos efectos, el museo de Tokio utiliza la tecnología más avanzada en proyección y sensores de movimiento y tacto, que los creadores de las obras combinan con un inmenso espectáculo de luces, realidad virtual y sonido envolvente para convertir la visita en una completa experiencia sensorial. Además, el usuario puede modificar las obras de arte mediante la aplicación móvil teamLab.

Los responsables de desarrollar este interesante proyecto 100% digital han sido los componentes de teamLab Borderless, un grupo formado por diseñadores, arquitectos, matemáticos e ingenieros que estudiaron las posibilidades de aplicar las tecnologías digitales en el arte, el diseño o la ciencia. “Creemos que el arte digital puede extender el concepto de belleza”, explicaron en un comunicado.

El museo está compuesto por cinco exposiciones en las que los visitantes podrán sumergirse en diferentes experiencias, desde caminar entre flores gigantes hasta verse envueltos por un bosque de lámparas que cuelgan desde el techo y se reflejan en un suelo de cristal, pasando por distintos escenarios que recrean ecosistemas naturales, las profundidades del océano o el ciclo de la vida.

Arte colaborativo

Más allá de la potencia visual e inmersiva de este proyecto digital, sus creadores quieren transmitir un profundo mensaje contra el individualismo al que se está viendo sometido la sociedad actual. “En la educación actual, las pruebas se hacen y se evalúan en relación con la capacidad del individuo. Antes de que nos demos cuenta siquiera, el individualismo se nos impone. Además, un gran número de personas son adictas a los teléfonos móviles, con los que sus cerebros pueden estar conectados, pero sus cuerpos aislados”, señalan.

Por este motivo decidieron plantear la creación de obras de arte interactivas que fomenten las experiencias cocreativas, para lo que encontraron a un valiosísimo aliado en las nuevas tecnologías digitales. “Los humanos somos, por naturaleza, colaborativos y creativos, pero nos enseñan a dar una respuesta correcta sobre todas las demás, con lo que se sofoca nuestra creatividad. Pero en el mundo real los problemas no tienen una única respuesta correcta, y es la creatividad la que nos permite superar problemas que no pueden definirse como correctos o incorrectos”, continúan.

La casa del té

Una de las experiencias más llamativas es la que se desarrolla en la sala La casa del té, donde los visitantes pueden disfrutar de una infusión de este tipo mientras observan cómo crecen flores en el interior de sus tazas, siempre que éstas estén apoyadas en la mesa y contengan líquido. Cuando el usuario levanta el recipiente para tomar su bebida, los pétalos de la flor comienzan a caerse y dispersarse, pero nada más lo vuelva a apoyar florecerá de nuevo y reiniciará, así, el infinito ciclo de la naturaleza.

Visitas

El Mori Building Digital Art Museum de Tokio abrió sus puertas el 21 de junio de 2018 en el distrito de Odaiba, en la zona de la bahía de la capital japonesa, y las exposiciones son permanentes. La entrada cuesta 3.200 yenes, unos 25 euros al cambio, y se puede visitar de lunes a viernes de 11 a 19 horas.

Last modified: 16 noviembre, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies