Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

faces of death

‘Faces of Death’, la película de los horrores prohibida en 46 países

El cine cuenta con más de un siglo de vida. Y, como cualquier disciplina longeva, ha recorrido los caminos más diversos para encontrar nuevas formas de entretener, seducir u horrorizar con el objetivo de no dejar indiferente a ninguno de sus espectadores. En esa experimentación ha encontrado senderos hacia el éxito comercial, intelectual y estético, pero también ha creado monstruos. Películas malditas que, valiéndose del incontestable poder de la imagen, han enseñado al mundo la cara más amarga del ser humano sin más justificación que el morbo.

Es el caso de Faces of Death, una cinta creada en 1978 que muestra, a través de imágenes dantescas, diversas formas de morir con todo lujo de detalles. La película causó un gran impacto en la época en la que se creó y fue prohibida en más de cuarenta países, entre ellos Reino Unido, Nueva Zelanda, Australia o Finlandia. Una reacción que podría parecer desproporcionada ya que, a día de hoy, estamos acostumbrados a visualizar escenas muy crudas de heridas, mutilaciones y fallecimientos en la pantalla.

El gran impacto provocado por Face of Death entre los espectadores se debió a dos factores. En primer lugar, a ser una de las primeras cintas que mostraba una crudeza tan explícita, con tanto detalle, puesto que por aquel entonces el nivel de realismo en asuntos como la muerte no había alcanzado los niveles de hoy día. Y en segundo término, y quizás el más importante, a que la película se desarrolla bajo el formato de falso-documental, lo que le hace que el espectador perciba sus impactantes imágenes como reales en todo momento.

No obstante, esta confusión es deliberada. Su director, John Alan Schwartz, confesó en una entrevista al rotativo inglés The Guardian que su principal intención era “conmocionar al espectador”, para lo que se valió tanto de escenas de muertes reales adquiridas a noticieros como de recreaciones de ficción. Todo recurso servía para su propósito de horrorizar a la sociedad.

Y consiguió lo que quería, puesto que la confusión creada por la cinta es tal que los espectadores pensaron que todas las secuencias eran reales, pese a que las escenas de ficción suponen más del 40% de las que integran la película. De hecho, según asegura el director, son las imágenes recreadas con actores las que, a la postre, más se recuerdan de su producción, ya que son las más crudas, aunque falsas.

Películas ‘mondo’

Faces of Death fue quizás la película de esta naturaleza que más impactó en la época, pero no era ni la primera ni la única. Tanto es así que existe todo un género de cintas de esta temática denominado ‘mondo’, que se basa en mostrar escenas explícitas y sensacionalistas en torno a accidentes, crueldad hacia animales o intervenciones quirúrgicas.

Pero, a diferencia de todo lo que se había hecho con anterioridad en este macabro género, Schwartz fue un paso más allá y centró su atención casi en exclusiva en el ser humano. Además, pensó deliberadamente en escenas que podían contribuir, con su crudeza, a crear la conmoción que quería provocar, y las ejecutó de forma ficticia con actores.

La idea

A mediados de la década de los 70, Schwartz trabajaba como productor cinematográfico y, una mañana, un empleado de la compañía cinematográfica japonesa Tohokushinsha llamó a su puerta con una cinta ‘mondo’ llamada The Great Hunt bajo el brazo. Esta película-documental, como otras del género hasta entonces, tenía por protagonistas a animales, y el nipón le comentó al productor norteamericano que su empresa quería hacer algo diferente, puesto que estaban cansados de las imágenes de fauna.

Entonces Schwartz, que ya había indagado con anterioridad en el género ‘mondo’, le sugirió hacer lo mismo pero centrando el foco en el ser humano. El japonés aceptó y le pidió que crease un pequeño ejemplo para mostrárselo a sus jefes. El director se puso manos a la obra, recolectó algunas escenas reales y armó un corto que fascinó a los responsables de la productora nipona, quienes le encargaron hacer una película completa siguiendo la idea que había plasmado en el cortometraje.

Éxito y censura

Una vez terminada, la película se proyectó en los cines japoneses, donde alcanzó un éxito notable. No obstante, la auténtica fama le llegaría a Faces of Death de la mano de un aliado inesperado: las cintas VCR.

En la década de los 80 los reproductores VCR revolucionaron la forma de visualizar vídeos en todo el mundo. Muchas personas adquirieron estos aparatos y, de la mano de ellos, llegó un fenómeno que hoy día podemos entender a la perfección gracias a YouTube, la creación y distribución de vídeos caseros o películas amateur. De entre esas creaciones, hubo algunas que tuvieron especial éxito, los conocidos como video nasties o ‘repugnancia videográfica’, así denominados por la censura de Reino Unido.

Estas cintas mostraban escenas de violencia o contenido sexual muy explícitas, motivo por el que algunos gobiernos, como el británico, decidieron censurarlas. Esto, claro está, solo sirvió para que los espectadores tuviesen aún más ganas de verlas, puesto que a todo el morbo de sus imágenes se unía el atractivo de lo prohibido.

Ese fenómeno de atracción por lo morboso y prohibido catapultó la venta de la más desagradable de todas, Faces of Death. En países donde había sido vedada su distribución clandestina tuvo cierto éxito, pero en aquellos en los que su venta era legal, como en Estados Unidos, su distribución fue apabullante. Noticias de la época narran que, en muchos videoclubs estadounidenses, la cinta nunca estaba disponible porque siempre estaba en circulación.

Los distribuidores de Faces of Death explotaron esa fascinación por lo prohibido que generaba la película e incluyeron en la carátula original de la cinta VCR un llamativo destacado que clamaba “¡Prohibida en 46 países!”. El anzuelo del morbo estaba más que tendido y fueron tantos los que picaron que, a día de hoy, ha alcanzado el estatus de película de culto.   

Last modified: 19 marzo, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies