Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

Isabel Muñoz contra la contaminación de mares y océanos

A través de los retratos, como a ella le gusta trabajar, y con una puesta en escena que recuerda a las artes escénicas, al teatro, a la danza; y con un énfasis especial en la piel, algo que ya se ha convertido en un sello de identidad para sus fotografías. Así es como ha decidido presentar la fotógrafa Isabel Muñoz su último trabajo, un alegato contra la destrucción de las aguas del planeta.

Agua, nombre elegido por la fotógrafa barcelonesa para su último trabajo, consiste en una serie de retratos subacuáticos en los que rescata la presencia de viejos conocidos suyos: La danza, las zapatillas de ballet, el cuerpo desnudo. En esta ocasión, la sorpresa la da el entorno: El agua, o mejor dicho, bajo ella.

Los retratos se realizaron bajo el mar Mediterráneo que baña las costas de Murcia y Girona, y en los mares de Japón. La luz filtrada a través de la superficie del agua en continuo movimiento, dota a las imágenes de Muñoz de un aspecto etéreo que parece tirar del espectador, invitándolo a quedar preso de un sueño. Por desgracia, en esa bucólica escena de tranquilidad, la disruptiva presencia del plástico nos saca de golpe de nuestro ensimismamiento, obligándonos a despertar.

El trabajo de Muñoz busca la metáfora, plásticos de invernadero que adquieren el sinuoso movimiento provocado por la corriente y la marea, queriendo parecer vestidos de seda pero sin poder esconder su verdadera naturaleza. ¿Qué es lo que les va a quedar a las futuras generaciones si seguimos así? Esa es la pregunta que lanza la artista con este nuevo trabajo. Un reflexión sobre la responsabilidad del ser humano para con su entorno, una advertencia clara: El ecosistema marino tiene un equilibrio muy delicado y nuestros excesos lo están matando.

Isabel Muñoz nació en Barcelona, en 1951, y hasta la fecha acumula dos World Press Photo a sus espaldas y el Premio Nacional de Fotografía, la máxima distinción concedida a un fotógrafo en España, entres otros muchos reconocimientos. Para Agua, Muñoz fotografió entre los años 2016 y 2017, teniendo que pasar jornadas de hasta 12 horas metida dentro del agua, comunicándose por signos con sus retratados. En la parte visual, se ayudó de dos flashes para compensar a poca luz solar que se filtra a través de la superficie del agua. Agua puede verse en la galería Blanca Berlín de Madrid hasta el 28 de abril.

Last modified: 6 marzo, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies