Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

Knolling y la esencia misma de la fotografía

Por: | Fotografía

¿Qué es el knolling? Aunque he visto mil y una veces la práctica del knolling delante de mi, no conocía la palabra para denominar el concepto hasta hace bien poco. Conforme vayáis leyendo estas líneas, os iréis dando cuenta de que vosotros también habéis visto este fenómeno que se ha apoderado de las redes sociales, especialmente en el ámbito de la fotografía.

De entrada, tenemos que entender de dónde procede el concepto, pues una visita a Wordreference no satisfará la curiosidad que las primeras de este articulo haya despertado en vuestra cabeza. Según el diccionario, el término knolling no está reconocido; mientras que el término “knoll”, se refiere una colina o loma de baja elevación. El origen de la palabra que no podemos encontrar hoy en el diccionario, lo encontramos en el año 1989, cuando un conserje llamado Andrew Kromelow decide poner un poco de orden en el estudio de diseño en el que trabaja, recogiendo todos los utensilios y herramientas y disponiéndolos sobre una mesa de trabajo en ángulos de 90º. El resultado es una composición que sigue las reglas de la geometría y que muestra todos los objetos individualmente. Kromelow se da cuenta de que, en el estudio, se está trabajando en piezas para la firma de mobiliario Knoll, un buen nombre, sin duda.

Ahora que ya habéis puesto nombre a lo que habéis visto en incontables ocasiones, estoy seguro de que os dais cuenta de que no sólo en Instagram se pueden encontrar ejemplos de knolling, los diagramas de IKEA son, de hecho, un ejemplo perfecto —aunque siempre falte alguna tuerca o un par de espigas.

Sin embargo, me gustaría aprovechar este artículo para lanzar una reflexión en la que invito a todos a participar. ¿No representa el knolling, acaso, la esencia misma de la fotografía? El maestro Joel Meyerowitz, uno de los grandes contemporáneos de la fotografía de calle, solía decir a menudo que en sus fotografías se ponía orden al caos. Una afirmación así puede resultar un tanto problemática por lo subjetivo de la misma, pues al fin y al cabo las fotografías de Meyerowitz, como las de cualquier otro fotógrafo, no son sino un reflejo de nuestra propia idea del caos y del orden.

Pero si nos atenemos a los meros conceptos de uno y de otro, podemos inferir que la fotografía es, en esencia, dotar al caos de cierto orden —cada uno a su manera—, establecer una relación jerárquica entre los elementos que se presentan ante nosotros en un espacio delimitado por nuestro encuadre. En este sentido, y aunque para algunos esto pueda ser rizar el rizo, el knolling tiene algo de metafotográfico, siendo una representación metafórica —y a la vez literal— del visor de una cámara y de la dinámica —de orden— que proyectamos sobre los elementos de la fotografía. Es, en efecto, una fotografía dentro de una fotografía.

Last modified: 14 mayo, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies