Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

La segunda vida de la fotografía analógica

Por: | Fotografía, Portada

La magia de lo analógico nos puede. Los vinilos han vuelto para quedarse, las ventas de repuestos de máquinas de escribir no paran de crecer y el mercado de las cámaras analógicas de segunda mano bulle al amparo de páginas web de compraventa como Ebay. Sin embargo, solo la industria de la música parece haber aprovechado el tirón de lo añejo que, lejos de ser un fenómeno nostálgico, encuentra entre los más jóvenes a sus más fervientes seguidores.

Por este motivo, el fotógrafo belga Laurence Von Thomas decidió crear, junto a un grupo de colegas del audiovisual y diseñadores, un nuevo modelo de cámara fotográfica analógica de 35mm que combinase los últimos avances tecnológicos con el disparo en película. “Quería asegurarme de que existiese una alternativa al uso de las cámaras de segunda mano si querías usar película de 35 mm”, explica al diario inglés The Guardian.

El diseño de Von Thomas ha sido bautizado como Reflex y supondrá, según sus creadores, la primera actualización de un sistema de cámara SLR manual de 35mm en más de 25 años. Para financiar el proyecto de su creación tienen en marcha una campaña de crowdfunding que ya cuenta con más de 450 patrocinadores y ha conseguido reunir 132.000 libras.

Los creadores de Reflex, fotógrafos que han trabajado con cámaras analógicas en multitud de ocasiones, aseguran que la fotografía en película “ha resultado ser atemporal, con una base de fans leales y en constante crecimiento, a pesar de la amplia selección de cámaras digitales del mercado y el avance de los teléfonos móviles”, motivo por el que la consideran insustituible.

Un hecho que respaldan los números. Según The Guardian, el mercado mundial de carretes alcanzó su máximo histórico en 2003, momento en el que comenzó a caer estrepitosamente ante la irrupción de las cámaras digitales y, un poco más adelante, de los smartphones. En 2012 las ventas de películas alcanzaron mínimos históricos, lo que llevó a la compañía líder de la fotografía durante todo el siglo XX, Kodak, a declararse en bancarrota. Sin embargo, a partir de ese año las ventas comenzaron a subir, y en la actualidad las empresas que aún venden rollos de película han registrado un crecimiento moderado de sus ingresos.

Por estos motivos, los creadores de esta nueva cámara decidieron embarcarse en la aventura de diseñar un modelo que incluyese los últimos avances tecnológicos al tiempo que fuese asequible económicamente. Porque en la actualidad sólo Nikon sigue fabricando una cámara analógica SLR de 35 mm, la Nikon F6, cuyo precio puede rondar los 3.000 euros y tiene un diseño que no se ha actualizado en 13 años. “Con Reflex queremos ofrecer una alternativa a una cámara de segunda mano que sea asequible”, señalan.

Una réflex vintage

El gusto por lo analógico no solo ha sido plasmado en la creación de una cámara que capture imágenes en película, sino que además el diseño exterior se ha inspirado en las réflex de los años 70 y 80, con lo que adquiere un aspecto totalmente vintage.

Sin embargo, a diferencia de las cámaras antiguas que circulan por los mercadillos de segunda mano, tanto físicos como digitales, ésta incorpora avances tecnológicos que mejoran la experiencia del usuario con la fotografía analógica. Por ejemplo, consta de un recambio intercambiable trasero con el que el fotógrafo puede dejar preparado varios rollos de película y cambiarlos en cuestión de segundos, con lo que se ahorra mucho tiempo y puede pasar de blanco y negro a color rápidamente.

Otro aspecto destacable es que se trata de la primera cámara analógica que incorpora flash y una fuente de luz continua (LED), con tres intensidades cada una.

Además, los creadores aseguran que de superar la barrera de las 150.000 libras desarrollarán un dispositivo que conecte la cámara a una aplicación móvil que registre los datos de cada película cargada y cada imagen. De esta forma, el fotógrafo sabrá a qué velocidad de obturación y apertura del diafragma ha capturado cada foto. Algo muy útil para los profesionales que la utilicen.

Objetivos compatibles

La Reflex es una cámara hecha por y para fotógrafos. Un hecho que queda reflejado, además de en los aspectos técnicos ya explicados con anterioridad, que facilitarán mucho el trabajo a los profesionales, en que permitirá intercambiar la bayoneta para que el usuario pueda usar los objetivos de las marcas que desee. De este modo, quien la adquiera no tendrá que hacer un desembolso extra en las lentes propias de la marca y podrá usar las que ya tenía.

Last modified: 2 noviembre, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies