Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

Los orígenes de Alfred Hitchcock como ilustrador de cine

Por: | Audiovisual, Portada

Una de las grandes claves del éxito del cine de Alfred Hitchcock residía en su implicación en cada proceso creativo de la película, desde el guión a la dirección pasando por la composición de las escenas o los detalles del vestuario. Nada escapaba al control y supervisión del mítico cineasta, en gran parte porque manejaba cada uno de los lenguajes que componen la sinfonía de un largometraje a la perfección.

Además de participar activamente en la redacción de los guiones y de, por supuesto, dirigir el rodaje, Hitchcock trabajaba estrechamente con el encargado de realizar el storyboard, con el que configuraba cada escena de la película minuciosamente para después proporcionar a su director de fotografía una hoja de ruta estricta para la grabación. Gracias a ese trabajo artístico previo, el director norteamericano pudo dotar a sus películas de poderosas imágenes cargadas de simbolismo, compuestas con gran inteligencia y llenas de detalles precisos que completaban el efecto psicológico que quería transmitir.

Esa participación de Hitchcock en las tareas de arte obedecía, además de a su afán por controlar cada detalle de su obra, a su inclinación natural hacia la pintura. De hecho, desde pequeño había recibido formación artística y ésta tuvo gran influencia en la configuración intelectual de su persona, lo que hizo que sus primeros empleos en el mundo del cine fueran como ilustrador.

El primer trabajo que el joven Alfred Hitchcock consiguió en su Londres natal fue en el departamento de publicidad de la Henley Telegraph Company, donde se encargaba de diseñar anuncios. Sin embargo, la industria del cine pronto se cruzó en su camino. Por aquel entonces la Famous Players-Lasky, productora que antecedió a la Paramount, abrió una sucursal en la capital inglesa y el entonces ilustrador decidió probar suerte y enviar algunos bocetos para decorar los títulos de las producciones que comenzarían a realizar en breve.

Los responsables de la productora vieron en las ilustraciones del joven Hitchcock el talento suficiente para ofrecerle un trabajo a media jornada, que el futuro director compaginó durante algún tiempo con su empleo en la Henley. Así, durante tres años trabajó como ilustrador de tarjetas intertitulares en las diversas producciones que fue estrenando la Famous Players Lasky hasta que, en 1922, le llegó la oportunidad de dirigir su primera cinta.

Aquella primera película sería finalmente cancelada, y Hitchcock siguió diseñando tarjetas de intertítulos durante algún tiempo, ya a jornada completa, al tiempo que iba colaborando en tras tareas de rodaje como ayudante de dirección. Unas experiencias que, poco a poco, fueron colocando al futuro director en la senda de una de las carreras cinematográficas más brillantes de la Historia del cine.

Last modified: 10 julio, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies