Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

Loving Vincent competirá por un Oscar este 2018

Por: | Audiovisual, Portada

Parece mentira, pero hace medio año —en agosto, concretamente— contábamos en esta revista la historia de la primera película al óleo de la historia del cine. La creación de Loving Vincent cautivó nuestra imaginación y nos hizo preguntarnos si esto abría un nuevo horizonte para la animación cinematográfica, un futuro en el que las nuevas tecnologías se fusionaran con la labor manual que requerían antaño las películas de animación. Ahora, tras su estreno en cines, la propuesta de los directores Dorota Kobiela y Hugh Welchman competirá por un Oscar en la próxima gala del 4 de marzo.

Nacida del amor de uno de sus directores por la obra del artista neerlandés, esta producción británico-polaca se sumerge en el misterio de la muerte de Vincent Willem van Gogh. ¿Qué pudo llevar al pintor al suicidio? Esa es la pregunta que “Loving Vincent” lleva planteando desde su estreno en cines el pasado 12 de enero. La ingenuidad que llevó a sus creadores a iniciar un periplo de 6 años —el cual financiaron a través de una campaña de crowdfunding— para realizar el primer film de la historia pintado al óleo les ha llevado a obtener una nominación al Oscar a la Mejor Película de Animación.

Poniendo a un lado la posición en la que deja al film por asociación —la categoría a mejor película de animación ha estado, normalmente, relacionada con la industria del cine para niños—, este film parece que va a distanciarse mucho del tono de sus otros competidores: “Bebé jefazo”, “Ferdinand”, “Coco” y “Breadwinner”, siendo esta última un contendiente más duro que los otros tres debido a su profundo calado social.

En declaraciones recientes, la directora Dorota Kobiela expresó su alegría y sorpresa: “Todo esto comenzó en un ático antes de mi treinta cumpleaños, cuando me sentí perdida con respecto a lo que estaba haciendo con mi vida. Es increíble que todo haya conducido a esto. Nuestros sueños se apoyaban en Vincent, solo deseo que él también pudiera estar aquí para agradecérselo.”.

“Loving Vincent” se rodó primero con actores reales, para que después un ejército de 125 artistas pintaran cada fotograma de la película al óleo sobre un lienzo. Esto resultó en un total de casi 67.000 pinturas al óleo.

Kobiela también ha tenido palabras para la desigualdad que parece estar comenzando a ceder en la industria del cine, pero a la que aun le queda mucho camino por recorrer: “Este año soy una de las dos directoras nominadas en esta categoría, que hasta ahora solo había acumulado cuatro directoras entre 72 directores nominados. Tal vez este sea el año en el que podamos empezar a cambiar este desequilibrio.

Last modified: 14 mayo, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies