Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

París transformará una de sus estaciones de metro abandonadas en un restaurante

El metro de París alberga fantasmas. Once tenebrosas sombras dan testimonio de que ni la ciudad de las luces se puede librar de su contraparte oscura. Y es que la tercera red metropolitana más extensa de Europa, con 303 estaciones repartidas a lo largo de 16 líneas, acoge en su seno varios apeaderos abandonados. Algunos dejaron de usarse tras años de servicio por falta de pasajeros, otros se fusionaron con paradas cercanas y un par de ellos ni siquiera llegaron a inaugurarse.

El de Croix-Rouge, en el VI distrito de París, pertenece al primer grupo. Estuvo en funcionamiento durante 16 años, entre 1923 y 1939, hasta que los problemas económicos derivados de la entrada de Francia en la Segunda Guerra Mundial obligaron a cerrarlo. Esta medida no fue exclusiva para esta estación, ya que muchas otras de la capital de Francia también vieron sus puertas clausuradas durante la contienda, pero la mayoría de ellas volvieron a funcionar tras la victoria de los Aliados. No obstante, la poca afluencia de pasajeros durante los años en los que estuvo activa llevó a las autoridades a poner fin a su vida útil. Hasta ahora.

Y es que a estación del distrito VI de París va a resurgir de sus cenizas reconvertida en una sala culinaria bautizada como Terminus. Esta idea se enmarca dentro del plan del ayuntamiento parisino para dar una segunda vida a los apeaderos abandonados de la red metropolitana, una idea que lanzó en la campaña electoral la candidata al consistorio Mairie Nathalie Kosciusko-Morizet y que ha sido recogida por la actual alcaldesa, Anne Hidalgo, quien creó un concurso para que diversas empresas presentasen su propuesta de rehabilitación.

La ganadora de este certamen fue la compañía inmobiliaria Novaxia en colaboración con la firma de arquitectos Same Architectes, quienes han diseñado el interior de este particular local con toque modernista. Los andenes contarán con una barra de bar, mesas y sillas para los comensales y una cuidada iluminación para que los clientes puedan disfrutar de sus platos favoritos mientras pasa, por las vías que separan la estación, el convoy de metro de la línea 10 cada cierto tiempo. Para asegurar la seguridad de los usuarios y reducir el molesto ruido del tren, los rieles estarán separados de la zona de tránsito por gruesas cristaleras. Aún no se sabe cuándo comenzarán las obras, pero está previsto que este nuevo restaurante del subsuelo parisino abra sus puertas para 2021.

Last modified: 30 enero, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies