Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

Tomoko Nagao, el arte clásico desde la perspectiva pop

Por: | Arte & Diseño, Portada

El arte de cada época se alimenta, inevitablemente, de su contexto histórico. Así, en el Gótico abundan los temas religiosos como reflejo de una sociedad fuertemente sacralizada, mientras que en el Renacimiento y el Barroco los temas sacros conviven con la mitología griega y romana como fruto de la recuperación cultural que bebía directamente de la antigüedad clásica.

No obstante, las influencias contextuales van mucho más allá de los temas para empapar cada elemento de pinturas y esculturas. Por ejemplo, en el Renacimiento eran muchos los artistas que representaban a generales romanos con armaduras renacentistas, a ninfas y diosas grecorromanas según el canon de belleza femenino de la época y a mártires de la Antigüedad con ropajes modernos. Así pues, ¿qué habría ocurrido si los Botticelli, Michelangelo, Raffaello o el propio Velázquez hubiesen vivido en la actualidad?

Tomoko Nagao

Este es el supuesto del que ha partido la artista japonesa Tomoko Nagao para dar una vuelta de tuerca pop a clásicos del arte universal como El nacimiento de Venus de Sandro Botticelli o La Libertad guiando al pueblo de Eugène Delacroix. La pintora y diseñadora nipona ha reelaborado muchas de las grandes obras de todos los tiempos desde su estilo más personal, que ella misma ha bautizado como JapaPop, en el que todos los elementos tienen una clara influencia de la estética kawaii mezcladas con muchísimas referencias a la cultura pop, con destacada presencia de los logotipos de las marcas que inundan nuestro día a día.

Así, en su particular El nacimiento de Venus, la diosa romana aparece con un rostro que nos recuerda al de Hello Kitty, la concha del original de Botticelli se ha transformado en una consola de Sony y en el mar el oleaje lo componen bombones Baci y pasta Barilla, mientras que el cielo del fondo lo sobrevuelan aviones de easyJet.

Tomoko Nagao

Otra de sus reelaboraciones más llamativas es la de La Libertad guiando al pueblo, en la que la figura femenina que encarna a la Libertad tiene el rostro de Hello Kitty y guía a una muchedumbre compuesta por Blancanieves, algunos enanitos y Mickey y Minnie Mouse, y en lugar de un fusil tiene un perfume de Chanel en su mano izquierda. La turba adorablemente revolucionaria avanza sobre una montaña de cadáveres de osos de peluche y escombros compuestos por ruedas Michelin, cajas de Tampax y bolsos de Louis Vuitton.

El pintor español Diego Velázquez tampoco se libra de la vuelta de tuerca pop de Nagao, quien representa a sus Meninas rodeadas de bolsas de Zara, latas de Coca-Cola y tarrinas de Cup Noodles. Y, en lugar del pintor sevillano, la que mira al espectador desde el borde del lienzo es la propia Hello Kitty.

JapaPop

El particular estilo de la artista nipona ha sido bautizado por la propia Nagao como JapaPop, y en él se pueden apreciar las fuertes influencias tanto de la estética kawaii como del pop art americano y japonés, sin llegar a ser ninguno de los dos: “Con JapaPop busco hacer una distinción entre el arte pop americano y el arte pop japonés. Considero que mi arte puede ser similar al Pop art de artistas como Andy Warhol, porque habla del consumismo y de la cultura pop. Pero ahora la sociedad de consumo es más compleja que antes, mucho más grande, globalizada e incluye aspectos ecológicos”.

Las fuertes referencias a la sociedad de consumo actual, al añadir a sus obras alusiones explícitas a grandes compañías internacionales, ha llevado a Nagao a explicar en su página web que “usa los símbolos de la sociedad contemporánea -el capitalismo, la producción en masa, la sociedad de consumo, etc.- como elementos que nos rodean en nuestra vida cotidiana. Desde que nací en Japón, en 1976, no he estado en ningún lugar del mundo en el que no hubiese Coca-Cola, McDonald’s, Hello Kitty o bolsas de plástico en los supermercados. Todos ellos son la realidad de la vida para mí. Siento una especie de poesía en ellos”.

Así, aclara que ella no usa la imagen de los bienes de consumo ni como negativas ni como positivas, sino que suponen “un lenguaje global útil para mí”, señala, ya que se han configurado como “una especie de idioma internacional, global, porque si tú dices ‘McDonald’s’ todo el mundo puede entender qué es”. Las obras de Tomoko Nagao han sido expuestas en varias exposiciones, tanto individuales como colectivas, en ciudades como Londres, Milán o Roma. En la actualidad la artista reside en Milán, donde desarrolla su trabajo tras haber estudiado en el SAGA Art college de Kyoto y en el Chelsea College Art & Desing de Londres.

Last modified: 20 marzo, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies