Please select featured categories (for ticker) in theme admin panel. You can select as much categories as you want.

El trío ganador de Netflix para diciembre (II): Bright

Por: | Audiovisual, Portada

Este mes de diciembre viene cargado de cosas buenas, pero si eres de los que no juega a la lotería o de los que se han portado suficientemente mal este año como para no esperar una visita de Papá Noel, contén las lágrimas porque aun te quedan varias razones para amar este mes de diciembre. La plataforma de vídeo bajo demanda Netflix te ofrece una carta inmensa de novedades, de las cuales cabe a destacar tres de sus producciones originales. Si la semana pasada hablábamos del estreno de la segunda temporada de The Crown, en esta ocasión vamos a hablar de Bright.

A algunos les sorprenderá un poco, pero aunque indudablemente Netflix es mundialmente conocida por sus series, de vez en cuando deja alguna que otra perla en el mundo del largometraje. Para los amantes de la ciencia ficción, tal vez recuerden un título que estuvo lejos de anunciarse a bombo y platillo y que pasó poco menos que sin pena ni gloria: “Spectral”, una película sobre la intervención del ejército de Estados Unidos en un ciudad tomada por seres ectoplásmicos. No, no era una gran película, pero cumplía con su función de entretener.

El título que traemos hoy parece haber tenido un enfoque diferente. De entrada el casting, con Will Smith a la cabeza, acompañado de Joel Edgerton y Noomi Rapace, y dirigida por David Ayer, quien ya trabajó con Smith en Suicide Squad. Ya desde este momento se entiende el caché de la película, que ha costado unos 90 millones de dólares, la producción más cara de Netflix hasta la fecha. La recepción de los tráilers ha sido un poco desigual, con parte del público sin entender muy bien de qué va la cosa o por qué Netflix decide hacer una apuesta aparentemente tan como esta. Mientras que a la segunda pregunta tendrá que contestar el director de contenidos de la plataforma, voy tratar de explicar la primera.

MK1_7474.CR2

Aunque parezca que el guionista se haya tomado un cóctel de drogas recreativas para sacarse una historia así de la chistera, lo cierto es que ese truco se ha de atribuir a los creadores de Shadowrun, un juego de rol de mesa que salió a la luz en 1989 y que ofrecía la oportunidad de formar parte de un futuro distópico en el que se combinaban razas de fantasía, crímenes y una considerable influencia de la cultura ciberpunk.

La película gira en torno a Will Smith, un policía de Los Ángeles de la unidad de crímenes relacionados con la magia; y Joel Edgerton, el primer orco en entrar en el cuerpo y compañero de Smith. Juntos deberán resolver un problema bien gordo relacionado con una varita mágica. Excentricidades mágicas a parte, creo que la película tiene una segunda lectura realmente interesante, que refleja la situación actual de la sociedad norteamericana, en especial en lo concerniente a las relaciones entre las fuerzas de seguridad y la población civil en un contexto racial, de derechos civiles y lucha de clases. La película se estrena el próximo 22 de diciembre en Netflix.

Last modified: 15 febrero, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies